En Silicio

Explorando la realidad usando datos y gráficas

1650 personas se han suscrito

Otros reciben En Silicio por correo

Las elecciones europeas como ejemplo de circunscripción única

June 10, 2009 por Kiko Llaneras · 11 Comentarios

meneamevotar este artículo en meneame?

Las elecciones europeas tienen una particularidad que no ha recibido la atención que merece: el reparto de escaños se realiza por circunscripción única y no por provincias como en las generales.

En las elecciones generales a cada provincia le corresponde un número de escaños y estos se reparten según los votos. De esa forma, en provincias medianas o pequeñas, los partidos más votados acaparan los pocos escaños en juego y el resto de votos queda sin representación, ya que no pueden sumarse a votos de otras provincias. Como consecuencia, la relación entre votos y escaños no esta proporcionada. El caso límite es ilustrativo: un partido con votos justos para obtener un escaño por provincia tendrá 54 asientos, un 15% del total, pero con un voto menos por provincia se quedaría sin nada.

Esta desproporción se debe al método D’hondt y, sobretodo, al uso de la circunscripción provincial. Para comprobarlo podemos comparar los resultados de las elecciones generales y europeas.

generales_europeas.png

Observad que pese a que el número de escaños es siete veces menor en las europeas —lo que aumenta el inevitable error de cuantificación—  con el distrito único el reparto ha sido más proporcional.

Otro indicio de la importancia de la circunscripción es la distinta estrategia que han empleado los partidos minoritarios. Pese a que en las generales lograron más representación (25 escaños frente a 3), los nacionalistas han formado grandes coaliciones, pero no así los minoritarios de ámbito nacional (UPyD concurre en solitario e IU con solo un socio nuevo). Como veremos, son estos últimos los partidos más perjudicados por el distrito provincial, lo que explica la paradoja.

El reparto de escaños con distrito único y con distrito provincial

Para completar este artículo he pensado en comparar los resultados de las últimas elecciones generales, las de 2008, con los que se habrían obtenido con una única circunscripción y sin cuotas mínimas.

generales08.png

  • El sistema actual de circunscripción provincial favorece a los partidos mayoritarios. Con un reparto más proporcional, el PSOE habría perdido 8 escaños y el PP 6.
  • Los nacionalistas mayoritarios en su área de influencia, como el PNV, pueden beneficiarse ligeramente, mientras que los nacionalistas minoritarios se ven algo perjudicados.
  • Sin embargo, los más perjudicados son los partidos minoritarios de ámbito nacional, cuyos votos se dispersan por todo el país sin sumarse para formar escaños. Con un único distrito IU habría pasado de 2 a 14 escaños y UPyD de 1 a 4.

Además, al dificultar que las minorías consigan escaños en las provincias pequeñas y medianas, el sistema actual es un reclamo atroz para el voto útil (tened en cuenta también que es un fenómeno con realimentación: el voto útil genera más voto útil).

generales08_graf.png

Nota: Estas conclusiones coinciden, por ejemplo, con las de Malaprensa.

Los argumento a favor de la circunscripción provincial

Hemos visto que la circunscripción provincial provoca que el reparto sea poco proporcional y que muchos votos acaben sin representación parlamentaria, lo que a priori es bastante chocante. Sin embargo, hay argumentos para apoyar este tipo de sistemas electorales:

(1) Un sistema poco proporcional que potencie las mayorías favorece la gobernabilidad, evitando que el parlamento quede demasiado atomizado.

(2) La circunscripción provincial desplaza el reparto desde un modelo tipo “una persona un escaño” hacia otro tipo “una región un escaño”, que algunos consideran conveniente. Por eso permite las minorias concentradas —las que aglutinan muchos votos en una región— pero penaliza a las demás.

Conclusiones

Seguramente la clave de este asunto es una cuestión política, que se concreta en el segundo punto que acabo de mencionar, sobre la que cada uno tendrá una opinión. En cualquier caso, a priori, encuentro poca justificación en usar la provincia como circunscripción electoral, cuando son las comunidades autónomas las unidades de gobierno descentralizado. Otra opción que se ha propuesto, y que me gusta, para mejorar la proporcionalidad de nuestro sistema electoral es incrementar el número de escaños a 400 —el máximo que admite la constitución— y asignar un porcentaje de los mismos por distrito único.

Estas medidas darían lugar a un reparto de escaños más justo con las minorias y combatirían el voto útil, ayudando a frenar el bipartidismo inmovilista con el que tanta gente está descontenta.

P.S. Mañana publicaré un artículo complementario usando los votos del domingo en una simulación de los resultados que se habrían obtenido de ser unas elecciones generales.

En un artículo anterior vimos que la ley D’hondt también potencia las mayorías y resta proporcionalidad al reparto, pero que su efecto era menor que el de la circunscripción.

Anotaciones relacionadas



11 respuestas hasta ahora ↓

  • 1 Lucas // Jun 10, 2009 a las 11:25

    Muy bueno el artículo, como todos!

    Aunque creo que podrías añadirle el análisis con las CCAA como circunscripción. Supongo que sería algo intermedio entre el provincial y el estatal.

    Tal como funciona el estado español, tiene mucho más sentido que las circunscripciones sean las CCAA que no las provincias.

    Al menos eso pienso yo :)

  • 2 Pablo Moreno Galbis // Jun 10, 2009 a las 11:39

    Hola,

    No se donde esta la diferencia, pero segun he leido en el blog de Arsenio Escolar, el escanyo de Diez ha costado 450k votos, mientras que el de los grandes partidos ha costado 287k, asi que la proporcionalidad no es tan buena como pueda parecer.aqui

    Por otro lado, los mayores errores en las generales no se deben solo a la circunscripcion provincial, si no al corte del 3% (todos los votos por debajo de 3% son descartados). Parece que 3% sea poco pero es que los tamanyos de las circunscripciones son tan variados que 3% en una son muchos votos si lo comparas con la pequenya.

    De hecho, hace tiempo hice un articulo muy largo y elaborado sobre los diferentes escenarios que se darian en circunscripcion unica segun el corte. De hecho, con un circunscripcion unica y corte de 3% UPyD no tendria diputados. Ni con 2%. Habria que reducir el corte hasta 1% para que entrara y por los pelos.

    Respecto a la distribucion provincial, creo que las razones son mucho mas politicas que electorales. De hecho, como puedes ver en las simulaciones de mi articulo, con circunscripcion unica y un corte del 3% la gobernabilidad es maxima.
    Las razones son que cuando se hizo la ley alguien penso que el parlamento debia representar la realidad de la sociedad espanyola, y lo cierto es que en esa realidad hay diferencias enormes segun la distribucion geografica. Seria facil acabar con la representacion nacionalista en el parlamento con una circunscripcion unica y un corte lo bastante alto, pero eso sencillamente no representaria la realidad. Esos movimientos existen y en sus regiones son ampliamente apoyados y tienen muchisimo poder, asi que parece que de alguna forma eso deba ser representado, por mas comodo que resulte ignorarlo y rezar porque desaparezca.

  • 3 Pablo Moreno Galbis // Jun 10, 2009 a las 12:07

    Releyendo mi comentario, creo que jamas he redactado tan mal algo. Conyo cuanto “de hecho” y que mal lo he escrito. Esto de hacer las cosas con prisas en internet me esta afectando.

  • 4 Kiko Llaneras // Jun 10, 2009 a las 12:20

    Lucas, el resultado con CCAA lo tienes aquí: http://www.maxklein.es/2008/03/10/politica-ficcion/

    Pablo, en las Europeas la proporcionalidad sigue sin ser muy buena por culpa del número de escaños, 50 en lugar de 350. Eso, amplificado por la ley D’Hondt. Por provincias, esos 50 (54) escaños serían todos para PP y PSOE, excepto quizás alguno para PNV y CIU (si ganan en alguna provincia).

    Respecto a cuota
    En cuanto a la cuota, creo que no es relevante si la circunscripción es provincial ¿Se puede ganar un escaño con menos del 3% de los votos? Creo que solo en Madrid y por los pelos…

    Pero, por supuesto, es crítico con distrito único. Un escaño necesitaría un 0.28% de los votos —aproximadamente— así que un límite del 3% o del 2%, tal y como se observa en tu artículo, es un sesgo grande.

    Yo no he considerado ninguna cuota mínima porque creo que no tendría sentido (al menos no con un 2% o 3%). En la tabla de 2008 se ve rápido que imponerla supone dejar fuera a mucha gente. Vamos, con un 3% solo tendríamos cuatro grupos y por los pelos. No tendría demasiado sentido.

    De todas maneras, no hay que olvidar —y sé que eres consciente de esto— que si se cambian las reglas del juego los votos también cambiarían por la muerte del voto útil. Lo razonable es pensar que los perjudicados por el sistema actual —los inútiles— ganarían en votos. Es decir, que el efecto cuota tendería a ser menor.

    Respecto al fondo del asunto
    Totalmente de acuerdo en que lo que subyace es una decisión política —del tipo “una región un escaño”— pero es importante saber que está ahí, y que a uno le puede gustar más o menos. Si se obvia, como se hace, se pueden sacar conclusiones erróneas.

    Por cierto, un distrito único no perjudicaría a los nacionalistas —tendrían la misma representación más o menos— sino a las opciones mayoritarias en detrimento de las minorias no concentradas. Esto último perjudica a los nacionalistas de forma indirecta, por que crea nuevas bisagras, pero no los saca del parlamento en absoluto.

    P.S. Después de comer actualizaré el texto principal :-)

  • 5 orayo // Jun 10, 2009 a las 13:01

    Excelente articulo.

    Estoy completamente de acuerdo con tus conclusiones. Mas que el algoritmo de reparto que favorece las mayorias (D’Hont) el problema es la circunscripcion provincial. Personalmente me gustaria que la circunscripcion fuera unica, pero veria un paso y una mejora hacerlo por comunidades.

    Tu propuesta de ampliar a 400 escaños para asi otorgar un % de escaños mas representativo a cada comunidad tambien me parece muy racional.

    Yo entiendo que hay que buscar un compromiso entre la mejor representacion del conjunto de ciudadanos y la gobernabilidad, pero no me parece que sea muy democratico que el voto de una region “valga mas” que el de otra region, que para sacar un escaño en un sitio se necesiten 450K y en otro la mitad. Aqui el problema pude parecer que es D’Hont, pero en realidad es la circunscripcion pequeña.

    Como dice Kiko pienso que si se cambian las reglas del juego los votos también cambiarían. En las generales vote a IU que era equivalente a tirar el voto a la basura, pero me negaba al recurso del voto util. He votado tres veces en mi vida, generales, comunidades y europeas y ya estoy desencantado con el sistema.

    salu2

  • 6 rcalber // Jun 10, 2009 a las 16:07

    Estoy totalmente de acuerdo.

    El problema es que la propia Constitucion deja sin poderes a la camara de representacion territorial, el Senado.

    Creo que seria justo una representacion con circunscripcion unica que represente a la poblacion en el Congreso. A la vez, el Senado seria una representacion del territorio, pero tendria que tener el mismo peso que el Senado.

  • 7 Kiko Llaneras // Jun 11, 2009 a las 10:41

    Solo confirmar que el límite del 3% en la generales, con distrito provincial, no tiene repercusión prácticamente jamás (solo la tuvo en alguna ocasión en Madrid y Barcelona): http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/Elcano_es/Zonas_es/Europa/ARI89-2009

  • 8 jbm // Jun 15, 2009 a las 11:20

    Creo que fue Arias Salgado, uno de los que diseñaron el actual sistema electoral, el que dijo cuando los jerifaltes de UCD le preguntaron qué tal iba el tema: “No sé quién va a ganar, pero ganaremos”

    De todas maneras, un sistema electoral proporcional también puede ser indeseable, como demostró el sistema electoral italiano antiguo.

  • 9 Alf // Jun 15, 2009 a las 17:14

    No creo que sea bueno bueno mezclar Religión, Filosofía, Política y Economía. Es probable que sea cuestión de fe encontrar el numero de representantes en la cámara, eso si a todos nos gustaría que se pudiera argumentar filosofalmente la bondad del sistema y que el coste económico fuera digerible.

    No se si habéis cuantificado el monto por escaño(sueldo mensual, equipamiento, dietas, previsión de jubilación… ) una pasta y ademas si son de alguna comisión, jefe de grupo, van de viaje de representación… bueno una pasta que multiplicada por cada escaño debe ser una cifra respetable y aun y con eso hay quien declina ir en la lista pues en su actividad tiene mejores emolumentos. Un buen sueldo no te hace mas inteligente pero seguro que no te lo dan así por las buenas. También hay quien ni de coña ganaría estos emolumentos.

    Por otro lado no siempre tiene mas razón quien consigue mas votos…

    Ahora bien menos de un 2% con derecho a estar en el reparto. Por otro lado cuanto mas fraccionado, ¿mejor funciona?

    Supongo que se podrían considerar y valorar otros aspectos pero que no sea Murphy. Ciertas eculubraciones cuestan la luna.

  • 10 jbm // Jun 16, 2009 a las 13:24

    pues no, no era Abril Martorell sino Pío Cabanillas padre el que dijo: “No sé quiénes, pero ganaremos”

    Un interesante ensayo sobre el tema:

    http://portal.uam.es/pls/portal/url/ITEM/01117E5BCC513721E0440003BA0F80D2

  • 11 Kiko Llaneras // Jun 18, 2009 a las 22:56

    Jbm, el ejemplo italiano es el prototípico, cierto.

    En cuanto a la frase, a mi me ha hecho pensar que, gana el partido que gane, quien siempre gana es la clase política :-)

    Vamos, no quiero pecar de cínico y culparlos de todo —dejando que el resto nos lavemos las manos— pero no dudo de que constituyen una clase.

Deja tu comentario

Si quieres seguir leyendo